Terrorismo

La Vanguardia: Una lluvia de mal periodismo

Gotas gruesas, gotas más pequeñas. Una tras otra: negligencia, omisión, toma de partido. Para terminar con una cobertura empapada de parcialidad y mala calidad

El Correo: pequeños elementos del sesgo

No hace falta mucho para inclinar, aunque sea leve, casi imperceptiblemente, la información. Centrarse en lo anecdótico, en hechos apenas secundarios, en lugar de hacerlo en lo relevante; elegir selectivamente lo que se habrá de incorporar (y, no menos importante, lo que se silenciará)

 

Erekat: el fabulador retratado como hombre de paz

Muchos medios en español aplicaron lo que parece ser una ley no escrita de la cobertura de los sucesos relacionados con el conflicto árabe-israelí: retratarás positivamente a los líderes palestinos sin importar la realidad