Europa Press: o la crónica de un sesgo anunciado

El 8 de diciembre de 2015 la agencia de noticias Europa Press mostraba, una vez más, el, como mínimo, negligente quehacer periodístico.

Decía la agencia:

Fuerzas israelíes han matado a un joven palestino de 19 años de edad durante una operación… en el campo de refugiados de Duheisha, situado en el sur de Belén, en Cisjordania, según ha informado la agencia de noticias palestina Maan”.
Este era el primer párrafo. Rotundo. Pero…
Pero, en el quinto (¡!) párrafo decía:
El Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) ha dicho que el fallecido es uno de sus seguidores y que ha muerto durante ‘intensos combates con las tropas israelíes que asaltaron el campo para detener a jóvenes’ afiliados a esta organización”.
Vaya…
El fallecido era seguidor de un grupo terrorista – así considerado por la Unión Europea, entre otros (según la Decisión del Consejo de la Unión Europea (CFSP) del 26 de marzo de 2015 actualizando y enmendando la lista de personas, grupos y entidades sujetas a los artículos 2, 3 y 4 de la Posición Común 2001/931/CFSP sobre la aplicación de medidas específicas para combatir el terrorismo, el Frente Popular para la Liberación Palestina se encuentra entre estos grupos); y su muerte se produjo, según el propio grupo terrorista, durante “intensos combates con las tropas israelíes”.
Y esto merecía ser relegado del primer párrafo… Muy llamativo…
De hecho, la propia agencia palestina publicaba el mismo 8 de diciembreimágenes del funeral del palestino muerto, donde era llevado por una suerte de “guardia de honor” del grupo terrorista FPLP:

Mas, cuando el muerto o el agredido es israelí (es decir, cuando la victima es israelí; y lo es como consecuencia de un atentado terrorista)– o cuando la fuente de la información es israelí – la agencia procede de manera bien distinta, introduciendoun halo deduda en los hechos, en las afirmaciones.Sin ir más lejos, hace sólo cuatro días, la misma agencia informaba:

Prosiguiendo con la crónica de EuropaPress del 8 de diciembre,una breve búsqueda en internet arrojó estos titulares sobre el mismo suceso – que dan cuenta de los hechos (la muerte del joven, y las circunstancias en las que se produjo), a diferencia de la agencia española, que da por cierto, sin verificar,lo que afirmaba Ma’an:

La agencia de noticias española dedicaba, en definitiva,cuatro párrafos básicamentea señalarcomoculpables a las fuerzas israelíes de “asesinar”, sin más pruebas queaquello que afirmaba una agencia de noticias palestina (que por otra parteno oculta su posicionamiento respecto del conflicto – es decir, su clara parcialidad).
Por último, la agencia cerraba su texto borrando a las víctimas israelíes de los atentados terroristas palestinos y sugiriendo que los muertos palestinos lo fueron, como consecuencia de “enfrentamientos”, y no de atentados o intentos de atentados contra israelíes.
Así, para los lectores de Europa Press, las vícitmas, siempre palestinas. Los israelíes, siempre muy malos. El terrorismo palestino… ¿El qué?

Comments are closed.